Watercolor artist

Testimonios

Cuando uno contempla la pintura de Ilham Majure sabe que se enfrenta a un alfabeto poético, que hay mucho que descubrir y que lograrlo no es tarea fácil. Indagar en su universo apasionante requiere ante todo dejarse llevar por los sentidos, por la armonía de colores y la sutileza de cada rasgo.

Ilham no sólo conoce los más intrincados secretos de la grafía árabe, con la que juega de forma magistral, sino que acaricia las formas con elegancia y lirismo mientras nos invita a penetrar en un tiempo distinto, un tiempo habitado por signos y minaretes.

Y por notas musicales que, jugando a escapar de algún secreto pentagrama, tal vez escondido en los trazos de una bóveda, invaden el espacio de canciones antiguas y nunca olvidadas, del rasguear de un laúd, del eco de un almuédano en el silencio de los amaneceres o de una dulce casida dormida en la nostalgia.

 

Concha López Sarasúa

Escritora

Alicante

 

El compartir la generosidad de un espíritu libre, el compartir tu arte, tus sueños tu fantasía, tu imaginación; el darlo al mundo, el esperar a todos para entregarle tus ilusiones, tu concepto de la Belleza, de la Armonía, me traen a la memoria el anhelo de la Unidad que logró conseguir nuestro común poeta Muhiy-Din Ibn Arabi que manifiesta desde su corazón su amor a todo género humano. Su corazón pudo asumir todas las apariencias y variar con las variaciones de la conciencia profunda. Su amor fue como el amor de los amantes salvo que en lugar de amar el fenómeno, él amó lo Esencial.

 

José Valdivia Valor

Profesor de Misticismo y Sufismo

Universidad de Alicante